confinamiento

Luz de cuarentena: vía de escape

El primer día te lo tomas como un ¨bueno, vale, hay que quedarse en casa”. No sé para vosotros, pero lo jodido viene el segundo día, cuando te despiertas y te das cuenta que la cosa es grave. Te vas a tirar una larga temporada entre cuatro paredes. Privado de “tu libertad”. De tu rutina. Pero es un fifty-fifty. Yo…

Continua leyendo