Boda un 11 de marzo

Como pasa el tiempo. Antes de abrir el estudio, como casi la mayoría de fotógrafos, tenía que apañármelas para quedar con las parejas en cualquier lado. ¿Inconvenientes?. Ninguno. Y es que puedo gritar a los cuatro vientos que estoy orgulloso de seguir tomando café. ¿Qué no es para estar orgulloso?. Llevo más de dos años sin fumar y, oye, un con leche templado o con hielo, sigue prestándome por la vida. Cualquier fumador y ex-fumador al que le guste el café me entenderá. Teniendo esto en cuenta, se cumple la regla de que un bar siempre sera un buen punto de encuentro para conocernos. Acabe o no siendo el fotógrafo de vuestra boda, por lo menos habremos pasado un buen rato, tomando un café o una VollDamm.

A la mayoría de aquellos encuentros me acompañaba una maleta. Difícil contabilizar los kilómetros que recorrieron sus dos ruedas de goma. Para apuntar: cuaderno y bolígrafo. Negro. Descubrí que, aunque los novios pudieran conocer mi trabajo, no había nada mejor que enseñarles las imágenes en papel. El caso es que teniendo en cuenta esto, decidí editar un libro de tapas duras. En la delantera, sobre un acabado de lino beige, podía leerse grabado en seco “Bodas”. Ya veis que no me voy por los laureles. Claro y sencillo. Sin adornos que interfiriesen en el mensaje que pretendía hacer llegar. A lo largo de sus cien páginas presentaba a los novios, foto a foto y de una forma reposada,  la línea documental que esconden mis reportajes. A este dossier, lo acompañaba un estuche de madera, con una serie de fotos sueltas. Cumpliéndose esto, solo necesitaba una cosa, lo más importante: Parejas. Parejas dispuestas a brindarme, por lo menos, la oportunidad de mostrarles el contenido que albergaba aquella maleta.

A mediados del año pasado recibía un correo. En el, mostraban interés por conocer el recuerdo que podía ofrecerles. Vivían en Madrid,  así que acabamos concretando un primer encuentro en su próxima escapada a Asturias. Fue en una de las terrazas de la Plaza del Ayuntamiento donde primero le conocí a ella: Silvia. Después de escucharla, pude entender lo que buscaban. Sobre todas las cosas, querían disfrutar de cada una de las personas que les acompañarían ese día. De inmortalizar lo que sucedería. Sin guiones. Por aquel entonces ya tenían clara una cosa: la ceremonia sería en Avilés, su ciudad del alma. La celebración, junto al mar. Pasado un tiempo volvieron a contactar conmigo, con la intención de concretar una segunda cita. Esta vez le acompañaba él: Alejandro. Pude profundizar en sus preferencias. Explicarles con calma y con más detalle mi forma de vivir la fotografía. Y es que yo hago fotos de boda, sino fotos del día de la boda.

Fue allí, en la misma mesa de aquel bar de la Plaza del Ayuntamiento, junto a mi maleta y apurando un café, donde me confirmarían que, un 11 de marzo, sería el fotógrafo de su boda.

Gracias chicos por vuestra confianza, y por aquel café.

_MG_9968

S+A-11

S+A-14

S+A-16

S+A-24

S+A-25

S+A-34

S+A-38

S+A-41

S+A-42

S+A-28

S+A-29

S+A-71

S+A-61

S+A-62

S+A-65

S+A-72

S+A-74

S+A-75

S+A-85

a

S+A-94

b

S+A-102

S+A-103

S+A-104

S+A-115

S+A-116

S+A-117

S+A-128

S+A-129

S+A-133

S+A-137

S+A-141

S+A-144

S+A-167

S+A-168

S+A-169

S+A-170

S+A-177

S+A-192

S+A-202

S+A-203

S+A-232

S+A-215

S+A-216

S+A-221

S+A-226

S+A-231

S+A-234

S+A-237

S+A-245

S+A-250

S+A-261

S+A-266

S+A-267

S+A-276

S+A-280

S+A-281

S+A-282

S+A-285

c

S+A-287

S+A-292

S+A-293

S+A-299

S+A-302

S+A-307

S+A-309

S+A-323

S+A-331

IMG_1476
IMG_1482

IMG_1492

IMG_1493

IMG_1494

IMG_1499

IMG_1503

IMG_1509

IMG_1515

S+A-524

IMG_1518

IMG_1590

IMG_1569

IMG_1552

IMG_1577

IMG_1582

IMG_1566

S+A-362

S+A-367

S+A-372

S+A-376

S+A-379

S+A-380

S+A-383

S+A-389

S+A-390

S+A-391

S+A-405

S+A-423

S+A-436

S+A-437

S+A-440

S+A-441

S+A-442

S+A-443

S+A-444

S+A-445

S+A-446

S+A-448

S+A-450

S+A-453

S+A-458

S+A-463

S+A-464

S+A-465

S+A-479

S+A-484

S+A-487

S+A-490

S+A-491

S+A-492

S+A-494

S+A-500

S+A-506

S+A-510

S+A-515

S+A-519

S+A-520

S+A-522

S+A-530

S+A-532

S+A-538

S+A-539

2 comentarios

  1. Enhorabuena por el reportaje. Un recuerdo precioso para toda la familia. Gracias por captar el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*